1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

7 Consejos para Cuidar tu Bicicleta

7 Consejos para Cuidar tu Bicicleta

Andar en bici es una de las actividades recreativas más saludables y emocionantes, ya sea para recorrer la ciudad o para practicar alguna disciplina en específico. Y esta es una de las razones por las cuales algunas personas las utilizan de manera constante y siempre buscan consejos para cuidar su bicicleta. Este uso constante hace que, naturalmente, el buen estado de las bicicletas se vea afectado; sus condiciones optimas se van reduciendo, además,  siempre hay que tener en cuenta que las bicicletas están expuestas a las condiciones de donde se estén manejando, por lo que tanto el terreno como el tiempo pueden incidir en el funcionamiento de las mismas.

Lo ideal sería que las bicicletas  tengan siempre el mismo rendimiento que tuvieron durante su primer día de uso, con todas sus partes bien ajustadas y en perfectas condiciones. Pero el uso continuo hace que la bici muestre la historia que ha recorrido, y los ciclistas prefieren que sus bicicletas estén en el mejor estado posible. En este post se recomiendan 7 consejos para cuidar tu bicicleta de una manera sencilla, rápida y que se puedan hacer sin causar ninguna molestia o que requieran de conocimientos de expertos en el área.

Consejos para cuidar tu bicicleta: 7 consejos prácticos

Es cierto que en un taller de bicicletas en Madrid se revisan las bicis y se les puede mandar a hacer el mantenimiento necesario para que estén en perfectas condiciones, pero desde casa, cada persona puede seguir una serie de consejos para cuidar la bicicleta de manera independiente. Los consejos para cuidar tu bicicleta son los siguientes:

1. Almacenar en lugares indicados

De todos los consejos, el lugar de almacenamiento de las bicis es uno de los aspectos fundamentales para mantenerlas en buen estado, ya que es acá donde pasarán la mayor parte del tiempo, las condiciones de estos lugares deben ser adecuados para no afectar a las bicicletas.

El sitio de almacenamiento de la bicicleta no debería ser húmedo, pues la humedad y el agua colada podría terminar causando corrosión y oxidación, en especial es las partes metálicas como lo son el cuadro o el marco de la bici. Además de esto, el lugar de almacenamiento debería estar libre de polvo, se recomienda cubrir la bicicleta para evitar el contacto con las partículas de polvo.

2. Protege la bicicleta en la intemperie

Siguiendo el punto anterior, es importante darle una capa protectora a las bicicletas en las situaciones en que se dejen en la intemperie, sea momentáneamente o sea su lugar de aparcado. Los factores del clima, como la humedad y el agua de lluvia, así como las condiciones del lugar, como la tierra, pueden incidir en el rendimiento de la bicicleta, por lo que se recomienda cubrirlas con algún material plástico para protegerlas.

3. Limpieza de las partes

En caso de que la humedad, la tierra o el polvo se hayan colado o pegado a las partes de las bicicletas, lo ideal sería darles una limpieza para librar a la bici de estos residuos. La limpieza de las bicis podría hacerse cada que se utilice, o también pudiese realizarse una vez a la semana; lo importante es que sea constante.

De los 7 consejos para cuidar tu bicicleta, este es el más trabajoso, pues la limpieza necesaria para el marco no es la misma que la limpieza de las cadenas; la primera podría combinar una limpieza húmeda, con agua y  algún detergente, mientras que la última requeriría de una limpieza seca para evitar la corrosión y oxidación de sus partes.

4. Lubricación de cadenas y platos

La limpieza seca de las cadenas y de los platos, así como los cambios, permiten que la lubricación de estas piezas sea posible. Las cadenas son las piezas que se ven más afectadas  cuando las bicicletas son usadas, porque son las que hacen el esfuerzo del movimiento y son las que reciben agua de los terrenos, así como residuos de tierra y demás.

En pocas palabras, esto es importante para que el desplazamiento sea cómodo, y esta lubricación debe hacerse con un buen aceite lubricante, no con grasa lubricante. La gran diferencia es que el aceite de buena calidad no deteriora la transmisión, mientras que la grasa crea una capa pegajosa/viscosa que resulta abrasiva para la transmisión.

5. Cuidado de los frenos

Por el mismo tema de la limpieza y de la humedad, los cables de los frenos suelen endurecerse, lo que significa que la presión que se haga en las manillas no tenga efecto en los frenos porque estos estarán endurecidos.

Esto se puede solucionar haciendo una pequeña y rápida prueba en las ruedas para comprobar que estas tienen libertad de movimiento y no se ven limitadas por los frenos endurecidos.

6. Revisión de llantas

El nivel de aire en las llantas siempre debe estar en su punto óptimo, y la presión de estas debe ser suficiente como para aguantar el peso del ciclista así como para soportar los posibles cambios en el terreno. Es muy común que el aire de las llantas se escape, por lo que hacer una revisión en ellas antes de utilizar las bicis es lo recomendado.

7. Mantenimiento continuo

Estos consejos para cuidar tu bici son parte del mantenimiento continuo que se les puede realizar desde casa, sin la necesidad de acudir a un taller o a consultar con un mecánico. Para mantener las bicicletas en perfectas condiciones, cada ciclista debe cuidar de ellas de manera constante, aplicando estos consejos con frecuencia.

Sin embargo, sí, es cierto que estos consejos, al realizarse uno tras otro, consumen una cantidad importante de tiempo. Si esto sucede, lo indicado sería acudir a los talleres de bicicletas al menos una vez al mes para asegurarse de que las bicis no presenten ninguna falla que afecte su rendimiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *