1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Colágeno

colágeno

Hace ya unos años que el colágeno apareció en nuestro día a día. Al principio se nos vendían sus bondades para lo estético. Ser los más guapos encima de la bicicleta suma puntos o no… Lo cierto es que se habló mucho del colágeno, pero como de casi todas las cosas puede que no todo el mundo haya entendido bien qué es y para qué sirve. Para los que entrenamos encima de la bici, ¿nos sirve para algo? En general más allá de lo estético, ¿es de utilidad en el día a día? Vamos a adentrarnos un poco en su realidad.

Colágeno, qué es

El colágeno es una proteína con muchas indicaciones. Desde los temas estéticos que ya he mencionado, para la piel y el cabello. Hasta para temas que inciden en la salud como lesiones articulares o dolores. Bien ya suena a algo que nos puede venir bien. Bien la proteína en cuestión se conforma con cadenas de aminoácidos y resulta que es una de las más abundantes en el reino animal. Sí que va a ser importante al final… Una definición muy de andar por casa sería que el colágeno es una especie de pegamento en nuestro organismo. Ayuda que las diferentes partes del cuerpo se unan entre sí. Aporta entre otras cosas elasticidad, flexibilidad y resistencia a nuestro cuerpo. Por ello su presencia es fundamental.

Los niveles de colágeno en el tiempo

Escuchábamos decir que era la proteína de la juventud y pensamos en una campaña de marketing tremenda. Y sí pero no. Lo cierto es que los niveles de colágeno en nuestro cuerpo no van a ser constantes. Un efecto del paso del tiempo es la reducción de esta proteína en nuestro organismo. Esto sin sumarle otros factores que pueden hacer que se pierda en mayor medida. Factores como el ser mujer, sí en esto también. Nuestra forma de vida en constante estrés, la alimentación y los hábitos de sueño. La presencia del colágeno tiene efectos visibles en el exterior, y los que no se ven. La pérdida de la proteína exteriormente se manifiesta en las arrugas. En esas cejas que ya no están en su sitio…

De los efectos de su bajada en el interior están los dolores en las articulaciones. La pérdida de la densidad ósea… Ahora viene la pregunta importante, ¿se puede mejorar el nivel de colágeno? A continuación la respuesta…

Mejorar los niveles de colágeno

La respuesta es sí pero ojo no vamos a rejuvenecer por ello. La edad pasa y lo mejor que nos puede pasar es envejecer. Es una señal inequívoca de que estamos vivitos y coleando. Podemos frenar la caída del nivel de colágeno. Esto es podemos hacer que los efectos degradantes de su disminución sean más lentos. Y por si alguno no lo sabe la alimentación es clave en este aspecto. Si lo pensamos bien descanso y alimentación son dos pilares en los que se apoya una vida saludable.

Bien tenemos alimentos que contienen colágeno y por tanto su consumo es necesario. Dónde lo encontramos pues en la carne, y si es de cerdo mejor. Esto es un problema para los vegetarianos, pero entonces debemos centrarnos en otro tipo de alimentos. Los que facilitan la creación de esta proteína, y los que evitan su degradación. Entre los primeros todos aquellos ricos en vitamina B. Por ejemplo cereales integrales, y verduras de hoja verde. Entre los que evitan la degradación estaría el azúcar refinada.

Sin duda un correcto equilibrio entre estos tres grupos de alimentos sería lo mejor. Siempre podremos acudir a soluciones y complementos alimenticios ricos en colágeno. En el mercado hay muchas propuestas y no es plan de haceros una lista. Hay que ir probando cuáles nos vienen mejor.

El ciclismo y el colágeno

Lo cierto es que no solo para los que practicamos el ciclismo. Para todos aquellos que practican deporte y sobre todo al aire libre, esta proteína es una necesidad. No solo para mantener las cejas el mayor tiempo posible en su ubicación original. Unos niveles de colágeno aceptables nos ayudan en momentos de gran intensidad del ejercicio. Ayuda a recuperar tras esfuerzos, reduciendo dolores y otras molestias musculares y/o articulares.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *