1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

¿Comprar una bicicleta de segunda mano o una nueva?

¿Comprar una bicicleta de segunda mano o una nueva?

¿Deberías comprar una bicicleta de segunda mano o una bicicleta nueva? Se trata de una pregunta un tanto complicada que probablemente has tenido. Sin embargo, ¿Es esta realmente un dilema de difícil solución o se trata de un obstáculo menor relacionado con nuestro presupuesto?

Pareciese que la diatriba entre comprar una bici de segunda mano y una nueva aplica tan solo a casos muy particulares y concretos. Por lo general, quienes deseen dedicarse de lleno al ciclismo tenderán a buscar buenas ofertas en bicicletas nuevas y tratarán de adquirir todos los accesorios necesarios. Por su parte, quienes necesiten una bicicleta para utilizarla muy pocas veces, tenderán a preferir cualquier tipo de bicicleta, sea esta nueva o usada, siempre y cuando la misma presente un precio razonable.

No obstante, si te encuentras en ese punto medio en el cual quieres dedicarte de lleno al ciclismo y a la vez ahorrarte un buen dinero, tranquilo porque en esta oportunidad vamos a presentarte las ventajas y desventajas de cada tipo de bicicleta, para que tomes la mejor decisión posible.

Ventajas de una bicicleta nueva

Las bicicletas nuevas son la mejor opción, de eso no hay duda. Según explicaremos más adelante, esto no significa que las bicicletas de segunda mano sean de baja calidad sino que, por lo general, las bicicletas nuevas serán una inversión mucho más confiable y segura. Esto se debe a que las bicis nuevas, precisamente por no haber sido usadas con anterioridad, son mucho más resistentes y duraderas. Por supuesto, esto también depende mucho de la calidad de fábrica de la bicicleta en cuestión.

No debemos olvidar que, con mucha probabilidad, una bicicleta usada de gran calidad será una inversión mucho más beneficiosa que la compra de una bicicleta nueva de baja categoría. Si pierdes este factor de vista puede que termines haciendo una compra muy poco favorable.

Por otra parte, en las tiendas especializadas suele existir una gran variedad de bicicletas que difieren en estilo, tamaño, funcionalidad y resistencia, y también estas tiendas suelen ofrecer garantías en sus productos.

Variedad de modelos y garantía de compra son las otras características positivas de las bicicletas nuevas. Recuerda, aunque muchas bicicletas de segunda mano representan buenas opciones, por lo general las bicicletas nuevas presentan gran calidad, resistencia, variedad y garantía de compra.

Ventajas de una bicicleta de segunda mano

Ahora bien, hablemos de las bicicletas de segunda mano. Tal como adelantamos unos párrafos atrás, estas no son necesariamente inferiores a las bicicletas nuevas, todo depende de su calidad de fábrica, el desgaste de sus piezas y los fines para los cuales las necesitemos.

Una bicicleta, incluso siendo de segunda mano, puede ser nuestra mejor opción si se adapta a nuestras necesidades y expectativas. Por ejemplo, en aquellos casos en los cuales necesitamos una bici para recorrer distancias cortas o para usarla solo algunos días a la semana, una bicicleta usada se presenta como mejor opción antes que una bicicleta nueva.

Esto se debe a que cumple con los mismos objetivos que la bicicleta nueva pero bajo una inversión significativamente menor. La principal ventaja de una bicicleta de segunda mano es, por lo tanto, sus mayor accesibilidad en términos económicos.

Aún así, existen otras ventajas que no siempre son tomadas en cuenta. A pesar de que las bicicletas nuevas presentan una alta variedad en cuanto a sus formas, tipos y funcionalidades, esta diferenciación también se presenta en las bicicletas de segunda mano.

Incluso más, dado que en el mercado de segunda mano hay mayor acceso a piezas sueltas. Esto significa que la segunda ventaja de una bicicleta usada es su mayor personalización, incluso dentro de las vasta variedad de bicicletas nuevas.

averías más frecuentes

¿Qué tipo de bicicleta es más conveniente?

Cómo ya indicamos, la conveniencia de uno u otro tipo de bicicleta dependerá de las necesidades, expectativas y características del ciclista. Por ejemplo, en cuánto a las necesidades se puede colocar el siguiente ejemplo: no es lo mismo necesitar una bicicleta para rutas cortas que para rutas largas o agrestes. En estos últimos casos, dado el desgaste, es conveniente adquirir una bicicleta nueva.

En cuanto a las expectativas, si esperas invertir poco dinero en reparaciones y repuestos, tal vez debas evitar las bicicletas de segunda mano. Algunas de ellas pueden ser muy resistentes, pero por lo general, estas no poseen una garantía y pueden llegar a presentar múltiples fallas.

Por último, en lo relativo a las características del ciclista, es necesario mencionar que tanto con las bicicletas de segunda mano como con las bicicletas nuevas hay que tomar en consideración este factor. En ambos casos es necesario elegir una bicicleta que se adapte al cuerpo del usuario. Naturalmente, si somos personas altas y de un peso considerable, lo mejor será adquirir una bicicleta nueva en tanto que sus piezas de soporte pudieran desgastarse totalmente por la acción conjunta del uso constante y nuestro peso corporal.

Bicis nuevas y usadas ¿un falso dilema?

Al inicio del artículo habíamos puesto en duda este dilema. Esto se debe a que los usuarios suelen tener muy claro, de antemano, dónde buscar el producto que desean. Además, en la actualidad existen muchas tiendas como Enbici, en las cuales puedes adquirir bicicletas nuevas en oferta.

El dilema se diluye dado que en tiendas Enbici dispones tanto de bicicletas de segunda mano de buena calidad, como bicicletas nuevas a precios más que razonables. Estas últimas, dada la gran demanda de bicicletas, tienden a presentar precios competitivos y, por lo tanto, igualmente accesibles.

De igual manera, si las bicicletas nuevas son económicas, las bicicletas de segunda mano lo son incluso más. Lo genial del asunto es tener, en un mismo lugar, la posibilidad de adquirir ambos tipos de bicicletas en condiciones óptimas y seguras. Esperamos que la comparación entre ambos tipos de bicicletas te hayan sido de utilidad y que en caso de necesitar cualquiera de ellas tengas muy claro cuales son sus respectivas ventajas y desventajas. Sin más que agregar, a practicar el ciclismo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *