1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Libreta de entrenamientos, ¿es bueno llevar una?

ibreta de entrenamientos - EnBici

Llevar una libreta de entrenamientos o una agenda es una gran idea. Pero no para ir contando y sumando los kilómetros, bueno no solo para eso. Lo importante de los entrenamientos para el ciclismo son cómo los hemos hecho y cómo se han repartido en el tiempo. No es lo mismo un número de kilómetros en una cantidad de horas, que los mismo kilómetros en menos tiempo. Tampoco es lo mismo dependiendo de cada uno. Así que una libreta de entrenamientos nos va a ayudar a comprender cómo hemos entrenado. Si hemos sido constantes y cumplido el entrenamiento marcado al inicio de la temporada. Cuantos más y mejores datos albergue esa libreta de entrenamientos mejor para nosotros mismos.

Libreta de entrenamientos

Tan importante o más que saber los kilómetros recorridos es el tiempo usado para hacerlos. Al tiempo es igual de importante el desnivel acumulado en esos kilómetros. Las sensaciones y datos como las pulsaciones. La velocidad media o el peso con el que hemos realizado esos kilómetros. Cuando tenemos un entrenador él nos llevará nuestra propia libreta de entrenamientos. Cuando entrenamos sin supervisión de un profesional es igual de interesante llevar apuntados esos datos. Si algún día optamos por buscar un entrenador, al facilitarle nuestra libreta de entrenamientos tendrá mucho ganado para saber qué y cómo debemos mejorar.

El formato de la libreta de entrenamiento puede ser al gusto de cada cual. No nos engañemos con el uso de las aplicaciones informáticas esto ha dado un gran salto. Ya no hace falta escribir de puño y letra en una agenda todos los datos. Con las aplicaciones ofimáticas que manejan hojas de cálculo lo tenemos más fácil. El uso de esas hojas de cálculo nos permite sacar medias y estadísticas. Al tiempo ordenar los datos por filtros que seleccionen los mayores o menores resultados. En fin ponen negro sobre blanco nuestros resultados y el momento de forma real en el que nos encontramos.

ibreta de entrenamientos - EnBici

Los datos a rellenar en una libreta de entrenamientos

Como siempre cada maestro tendrá su librillo, pero es más que evidente que hay algunos datos que no deben faltar en nuestra libreta de entrenamientos. Datos sobre los recorridos, y algunos datos sobre nuestra persona que ayudan a analizar los entrenamientos. Cuando tengamos acumulados datos de temporadas anteriores, será más fácil planificar las siguientes temporadas. Observando los datos que manejamos en anteriores ocasiones, podremos hacer unas estimaciones realistas de nuestro momento y potencial.

La distancia que recorremos

La distancia recorrida es uno de los factores que debería marcar nuestro volumen de entrenamiento. Todos sabemos cómo es nuestra agenda, y el día de la semana en el que podemos dedicar más tiempo al entrenamiento. Por lo general será ese día en el que optemos por hacer la salida con más kilómetros. El resto de días de la semana deben llevar una correlación lógica de kilómetros pivotando en torno a éste. En muchos casos el día elegido es el domingo, pero no todos tenemos los mismos horarios o posibilidades. Busca una grupeta de compañeros con similares posibilidades a las tuyas, tanto de forma física como de agenda.

Tiempo de entrenamiento diario

El otro factor para saber o buscar el volumen de entrenamiento ideal. Este es otro dato que debes cumplimentar en tu libreta de entrenamientos. Y debes saber el tiempo del que dispones a lo largo de la semana para entrenar. De esa forma podrás planificar cómo serán los entrenamientos. Juega con el tiempo y los kilómetros que puedes hacer en ese tiempo. Apunta los tiempos de horas y minutos, no te líes a reseñar los segundos no te llevan a ningún lado.

El desnivel acumulado

Este dato es fundamental para saber cuan exigente es nuestro entrenamiento. Al tiempo es un dato que sumar a nuestra carga de entrenamiento. Pues a nadie se le escapa que no es lo mismo tres horas con un desnivel de mil metros, que tres horas con un desnivel de dos mil metros. Cuando ya conocemos los datos de los recorridos que usamos para entrenar, el factor del desnivel nos servirá para el cálculo de entrenamientos y su volumen.

La velocidad media

La velocidad media en los entrenamientos es muy importante dependiendo del tipo de entreno. El objetivo de las sesiones puede ser diferente, y la velocidad media no es algo en lo que fijarse durante su ejecución. Es más un dato global que se debe observar al final del entrenamiento. Esa velocidad media no depende al 100% de nuestra forma física, hay muchas cuestiones externas que no controlamos que pueden influir y mucho en ese dato.

Datos personales, el peso

Empezamos ya con los datos más relacionados con nuestra propia persona. Y el peso es uno de los fundamentales, llevar o no llevar una mochila cargada influye en el resultado de los entrenamientos. También influye en la elección de los mismos y los objetivos a perseguir. Como cualquiera que se dedique a la nutrición o que tenga sentido común, os aconsejamos pesarse una vez a la semana y no más veces.

Datos personales, el pulso medio

Es evidente que el pulso medio es uno de los hitos que marcan o establecen los diferentes entrenamientos. Es muy interesante su control en las fases de acondicionamiento general. No en vano esa fase del entrenamiento nos permite llevar unos ritmos más constantes y regulares. En esos entrenamientos veremos cómo va el pulso medio, si está dentro de lo razonable. Cuando lleguen los entrenamientos de calidad el pulso medio se puede disparar por los esfuerzos intensos. Es un dato que comparado con los de temporadas pasadas, confrontado con las velocidades medias nos puede indicar el nivel físico en el que estamos.

Datos personales, las calorías consumidas y horas de sueño

Con los diferentes instrumentos que manejamos el control de las calorías consumidas es relativamente sencillo y exacto. Es importante reseñarlo en nuestra libreta de entrenamientos. Tampoco está de más dejar una columna para indicar nuestras horas de sueño. Muchas variaciones en el pulso medio tienen que ver con la calidad del descanso. Es un dato que podrá darnos una primera explicación y solución a datos distorsionados comparados de otras temporadas.

Datos personales, las sensaciones….

Cuando hablamos de sensaciones parece que lo hacemos de algo poco tangible. Incluso a algunos les suena como a una broma. Pero todos conocemos a nuestro cuerpo, y con suerte hemos aprendido a convivir con él y hasta escucharle. Cuando hablando de las sensaciones vividas en la bicicleta decimos cosas como “fatiguilla”, “lo he pasado mal”, “ha sido duro”, tenemos claro qué hemos sentido. Si ponemos nombre a esas sensaciones y los apuntamos en la libreta nos dará pistas para leer los datos más adelante. La sensación de cansancio, el dolor de las piernas… Eso sí intenta ser claro y conciso, y usar términos similares siempre.

El recorrido y la meteorología

Si apuntamos sin más los datos anteriores en la libreta de entrenamiento quedarán cojos para una revisión más adelante. De un año para otro se nos olvidará que el día de la salida exigente llovía a mares o hacía un frío polar… Para entender los resultados que arrojan los datos recogidos anteriormente el contexto meteorológico es fundamental. Calor excesivo, mucha humedad, un viento muy fuerte, son factores que no están bajo nuestro control y afectan a los resultados. Del mismo modo repetir recorridos en los entrenamientos ayuda a hacer comparativas. Que consultando los datos meteorológicos podemos entender y calibrar en su justa medida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *