1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

¿Pensando en comprar una bici?

Pensando en comprar una bici

De más está decir que comprar una bici nueva es emocionante. Entrar a una tienda de bicicletas y observar la variedad de modelos junto a los innumerables accesorios despierta al niño que todos llevamos dentro. No obstante, es precisamente por esta emoción que debemos ser cuidadosos. Al momento de comprar una bicicleta nueva no debemos olvidar que nuestra decisión puede ocasionarnos muchos dolores de cabeza si elegimos apresuradamente una bicicleta que no nos va.

Aún si piensas dirigirte a una tienda con servicio de alta calidad como nuestra tienda de bicicletas en Alcobendas, te recomendamos tener presentes los consejos que te presentaremos a continuación. Ten en cuenta que la mayoría de estos consejos están orientados principalmente para aquellas personas que piensan adquirir una bicicleta por primera vez en sus vidas, o en aquellas que tienen mucho tiempo sin adquirir una bici adaptada a sus necesidades particulares.

La pregunta clave: ¿Para qué necesito la bicicleta?

Esto puede sonar muy obvio, pero lo cierto es que en algunos casos los ciclistas novatos llegan a las tiendas con la idea de comprar una bici cualquiera. No se trata de qué desconozcan para qué la necesitan sino de que suelen pensar que cualquier modelo es válido para cualquier actividad. Esto no es así. Existe una gran cantidad de tipos y modelos de bicis. Estos varían según su tamaño, resistencia, peso, funcionalidad e idoneidad para determinados terrenos, sin mencionar el hecho de que cada cuerpo se adapta mejor a un determinado tipo de bicicleta.

Para evitar inconvenientes es necesario que respondas las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué necesito la bicicleta? ¿Para moverme en la ciudad? ¿Para una ruta agreste? ¿Para usarla a diario o esporádicamente?

Una vez que respondas estas preguntas sabrás que tipo de bicicleta es la más conveniente. Dependiendo de lo que necesites, te convendrá más una bicicleta montañera, una bicicleta de ruta o quizás una bicicleta urbana, una híbrida o  una plegable. Asimismo, es relevante responder a la pregunta:

  • ¿Con cuánta frecuencia la voy a utilizar? Te permitirá evaluar si necesitas una bicicleta de mayor o menor resistencia y durabilidad.

A tener estos aspectos en claro se facilitará comprar una bici y asegurarás estar decidiendo correctamente.

No te olvides de los accesorios

La palabra accesorio tal vez no sea la más adecuada. Por lo general, dicho término se asocia con lo que es bonito pero prescindible. Lo que en las tiendas de bicis llamamos accesorios tienden a ser implementos imprescindibles para la seguridad del ciclista, especialmente si se trata de un ciclista novato.

Si estás iniciándote en el ciclismo o estas retomando el uso de la bici después de un tiempo considerable, no debes desdeñar la importancia de los accesorios. Por ello, al momento de hacer tu presupuesto recuerda calcular también el costo de estos. Casco, rodilleras, juego de luces, repuestos, canasta, y todo lo que te pueda ser de utilidad para tu rutina como ciclista. Estos no deberían ser pasados por alto, especialmente por tu seguridad e integridad física.

Si no tienes mucha pericia todavía manejando bicicletas, especialmente si estas son de alta velocidad o de rutas agrestes, es necesarios que cuentes con un buen equipo de protección. El consejo es el siguiente: no olvides adquirir todos los “accesorios” necesarios hacer de tu primeros paseos una experiencia segura.

No compres una bici sin probarla previamente

Si tienes la oportunidad de dar unas vueltas con la bici antes de adquirirla, pruébala. Lo ideal antes de hacer una compra tan importante es experimentar previamente como te sientes montando en ella.

¿Tu cuerpo no se adapta bien? ¿Te sientes incómodo? Si respondes afirmativamente a tales preguntas tal vez lo mejor sea probar con otro modelo puesto que, a la larga, te sentirás decepcionado y probablemente no querrás utilizar de nuevo la bicicleta.

Además, de ser posible, lo más óptimo es hacer un estudio biomecánico. Este te permitirá determinar, según tu tipo de cuerpo y el uso que le darás, cuál es la bicicleta que calza mejor contigo.

Puede que parezca otra cosa obvia, pero especialmente quienes compran una bici por primera vez a veces pierden de vista que una mala compra puede conllevar serios problemas de salud a futuro, haciendo que la inversión realizada termine por convertirse en una terrible pérdida de tiempo, salud y dinero.

estudio biomecánico

Piensa en los escenarios futuros

Anteriormente te señalamos que es importante pensar en la resistencia y durabilidad de la bicicleta. Este consejo guarda relación con el siguiente hecho: Si el uso que le darás a la bicicleta es reducido, su desgaste será igualmente moderado. Por el contrario, si le darás mucha caña a tu bicicleta, lo más probable es que necesites darle un mantenimiento adecuado cada cierto tiempo.

Este es un factor que con frecuencia es desconsiderado por los ciclistas, incluso por aquellos con más experiencia. Por ello es importante recordar que todo usuario de bicicletas debe tomar en consideración estos aspectos para que a futuro, su desempeño y/o comodidad no decaiga drásticamente.

En este sentido, el ciclista debe ser muy previsivo. Será mejor adquirir una bicicleta más resistente si eso significa que su desgaste será menor en función del uso que hará de la misma. Si piensas utilizar una bicicleta estándar para rutas agrestes, lo más probable es que debas invertir más dinero en reparaciones y repuestos tempranamente.

Piensa en los escenarios futuros, sé realista y adquiere una bicicleta en consecuencia a tus necesidades particulares. Una mayor inversión inicial te ahorrará gastos en el futuro.

Recapitulando lo aprendido

En resumen, si estás pensando en comprar una bici recuerda: Ten presente tus necesidades particulares y tu presupuesto. Invierte a largo plazo, lo que posteriormente será mejor para tu bolsillo,  y si tienes la oportunidad, da algunas  vueltas con la bici antes de la compra.

Si sigues estos consejos, muy probablemente te ahorrarás lamentos y dolores de cabeza. Esperamos que esta información te haya sido de suma utilidad y que puedas comprar una bici ideal para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *