1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Bici de montaña, ¿deporte de riesgo?

Bici de montaña, ¿deporte de riesgo?

Hoy hablamos de la bici de montaña, desde el punto de vista de las lesiones. Nos preguntamos si la bici de montaña es un deporte de riesgo, y tú ¿qué opinas? Deja algún comentario en la entrada para saber que pensáis los que os dejáis caer por aquí. Las caídas serán seguramente el mayor factor de riesgo de cualquier modalidad ciclista. Y la bici de montaña no iba a ser menos en este aspecto.

Bici de montaña, ¿deporte de riesgo?

:mrgreen: EnBici para todas las especialidades  :mrgreen:

EnBici se jacta de dar servicio a todas las especialidades o prácticas deportivas que tienen que ver con la bicicleta. Estamos seguros de que tú eres como nosotros, que te gustan las dos ruedas y disfrutas encima de una bici. Si quieres que hablemos de ciclismo, o necesitas material o una bicicleta nueva, puedes venir a vernos en nuestro horario:

IMPORTANTE: Desde el 1 de Diciembre, horario de Invierno: L-V: 10.00h a 14.00h y 16.00h a 20.30h  S: 10.00h a 14.00h

¿Conoces ya EnBici?, ¿no? y a qué esperas. Ven a nuestra tienda en Calle de la Fantasía esquina con la Calle de la Magia, sin número, ¿sugerente verdad? Déjate llevar por la fantasía, sumérgete en la magia de Enbici, y vive una realidad inolvidable.

Bici de montaña, los riesgos…

El auge de la bici de montaña en los últimos tiempos ha sido tremendo. Lo cierto es que se trata de una modalidad que no entiende bien de edades, se practica por igual en todos los tramos de edad. El deporte de la bicicleta en general conlleva unos riesgos mayores que otros. La velocidad que podemos alcanzar encima de la bicicleta, la poca superficie de apoyo de la rueda en contacto con el suelo. Nuestra “fragilidad” frente a otros medios de transporte. La repetición de movimientos, como el pedaleo, la postura que adoptamos en la bicicleta. Todos estos factores son los que potencian los riesgos de nuestra práctica deportiva.

Riesgo de lesiones no traumáticas

Por lo general son las lesiones más numerosas, y las que la mayoría sufrimos antes o después. La postura sobre la bicicleta puede llevarnos a padecer sobrecargas que afectan a distintas partes de nuestra anatomía. Se concentran en tres regiones de la misma:

  • la columna vertebral,
  • los miembros superiores, y
  • los miembros inferiores

En la columna vertebral

Por ejemplo la cervicalgia, que puede asociarse a la postura adoptada en la bici. Las irregularidades del terreno se transmiten desde las ruedas, a la horquilla, manillar, hombros y por fin a la columna. Las lumbares son otra de las zonas en las que se concentran problemas. Un buen estudio biomecánico nos ayudará a corregir todas esas posturas que nos llevan a lesionarnos. También nos ayudará a reglar nuestra bicicleta para que las posturas sean más naturales y aumentemos nuestra eficiencia encima de la bici.

En miembros superiores

Sobrecargas en manos y muñecas. En ocasiones no es tanto porque las irregularidades del terreno se transmitan al manillar. Muchas veces es por la fuerza que ejercemos sobre este al estar tensos, por ejemplo en bajadas. A eso le sumamos que en esas bajadas nuestro peso se concentra en las manos y el manillar. Los tendones de los dedos tienden a la inflamación y al dolor.

En miembros inferiores

Cadera y rodilla son las partes señaladas como “objetivo” de las lesiones del tren inferior. Las lesiones perineales debidas al apoyo en el sillín son las más usuales. En la rodilla la tendinitis del rotuliano es la lesión más frecuente.

Bici de montaña, ¿deporte de riesgo?

Riesgo de lesiones traumáticas

Se estima en un diez por ciento el riesgo de accidente en el ciclismo en general. Ese tanto por ciento es casi idéntico en la bici de montaña. Las caídas sin lugar a duda son el problema mayormente asociado a estas lesiones traumáticas. Por suerte no suelen revestir mucha gravedad. Dependerá en gran parte de nuestro estado de forma, edad y tipo de caída, para la recuperación de las lesiones. Por lo general el número de accidentes en los que se afecta al cráneo son mínimos. El tórax y el abdomen son las zonas en las que estas lesiones ofrecen más riesgo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *