1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Cómo hacer una bici más ligera

Cómo hacer una bici más ligera

El peso de las bicicletas es un factor muy importante que influye en el rendimiento de las mismas, independientemente de la actividad o la disciplina que se practique; esta es una de las razones por las que muchas personas optan por comprar bicicleta ligera.

Sin embargo, cuando ya tienes una bici con la que te sientes cómodo y tu presupuesto no es tan amplio como para comprar una bici ligera nueva, existe la posibilidad de aligerar el peso de una bicicleta funcional en su totalidad, pero, ¿cómo hacer una bici más ligera? Hay muchas maneras de hacer esto, desde prescindir de los accesorios que le agregan peso hasta cambiar sus partes más pesadas por partes más livianas.

¿Para qué sirven las bicicletas ligeras?

Cada tipo de ciclistas ve ventajas diferentes en tener una bici más ligera:

  • Uno de las metas de los ciclistas profesionales es alcanzar la mejor velocidad que sus bicicletas les permitan. Las bicis ligeras ayudan a alcanzar mayores velocidades al no tener resistencia al viento ocasionada por el peso de más.
  • Para los ciclistas de montaña, poder subir pendientes, cumbres o superficies inclinadas es una necesidad. Una bicicleta ligera tiene menos posibilidades de retroceder en inclinaciones.
  • Para los ciclistas casuales, de ciudad, es importante que sus bicis sean de fácil movilidad, traslado, tener una bici ligera es ideal para llegar a los destinos de manera rápida, además de ser muy fácil de cargar o trasladar en los sitios de aparcamiento.

La mayoría de las bicicletas ligeras tiene menos componentes que las bicis comunes con pesos promedios. Al tener menos componentes aparatosos, también será menor será el espacio que requieran estas bicis en casa al momento de guardarlas.

Consejos para hacer una bici más ligera

Cómo hacer una bici más ligera es una de las preguntas más recurrentes de los ciclistas que quieren conseguir un mejor rendimiento. Con estos consejos podrás aligerar tu bici de manera sencilla, pero dentro de un rango realista. Seguir estos consejos solo ayudará a quitarle unos cuantos gramos a las bicicletas, no kilogramos; una bicicleta de 8 kilos no pasará a pesar 3 kilos, sino que podría alcanzar unos 7,2.

Algunos de estos consejos son tips que no requieren de gastos, mientras que otros son alternativas más baratas a comprar una bicicleta ligera.

Mantén la bici limpia

La tierra y la ciudad van llenando de residuos las partes de las bicicletas, y a medida que estos se van acumulando, su peso se hace mayor y podría incluso afectar el funcionamiento de estas partes. Después de cada recorrido, una limpieza rápida de la bicicleta podría ayudar a que su peso se reduzca.

Prescinde de los adornos

Muchas bicicletas tienen ciertos accesorios que, si bien son funcionales y son convenientes en determinadas situaciones, pueden ser retirados. Entre estos está el porta-botellas, los reflectores de las ruedas, las defensas y cualquier otro tipo de decoración.

Quita la pintura de la bicicleta

Las capas de pintura de las bicis suelen ser gruesas, y generalmente se pelan con facilidad. Tomando en cuenta que esta pintura es de contextura espesa cuando está líquida, tener una bici libre de pintura ayuda a reducir unos cuantos gramos de más.

Piensa en el monoplato

La transmisión de las bicicletas está hecha para controlar el desempeño de la misma en diferentes situaciones, y esto es posible gracias a los platos que contiene esta transmisión. Optar por dejar unos platos por fuera y solo tener uno (monoplato) es una de las mejores alternativas para hacer una bici más ligera. Cada plato de transmisión puede pesar unos 100 gramos, por lo que quitar varios resulta en una reducción importante.

estudio biomecánico

Reemplaza sus partes

Este es uno de los consejos que requiere de inversión de dinero, pero no se compara con los precios de las bicicletas nuevas. Reemplazar las partes pesadas de las bicis es muy común, porque además de aligerar su peso, permiten que se mantengan en un buen estado. Entre las partes de las bicis que se pueden reemplazar están:

  • Cuadro o estructura: El cuadro es una de las partes de las bicicletas a la que se le atribuye mayor peso. Esto es porque son los que le dan la rigidez y la estructura necesaria para mantenerse de pie; de allí que también se les conozca por este nombre. Los cuadros de fibra de carbono son los mejores y más recomendados para bajar el peso de las bicis; de hecho, las bicis para triatlón los utilizan por su ligereza. De los cuadros de metales para bicicletas, los recomendados son los cuadros de titanio, por que los de acero son muy pesados y los de aluminio son los más comunes en las bicis normales.
  • Ruedas o llantas: Las ruedas o llantas son otra de las partes de las bicis que pesan más. Las ruedas de las bicicletas pueden reemplazarse para favorecer la aerodinámica de las mismas y para quitarles peso.
  • Manubrio: Los manubrios son pesados porque tienen varios componentes con ellos; están los puños, recubiertos de goma, espuma o telas que mejoren el agarre, también están las palancas de cambios y las palancas de frenos.

Lo ideal sería reemplazar el manubrio que solo incluya los frenos, y los hechos con fibras de carbono o de titanio son una buena opción. En este último punto es importante recalcar la importancia de que los reemplazos sean hechos de la mejor manera posible, sea por profesionales o por los mismos ciclistas. Esto para no poner en riesgo al ciclista por una mala instalación de las llantas, o que las partes de la bicicletas queden flojas en el nuevo cuadro. Para tener una bicicleta ligera no es necesario contar con una gran cantidad de dinero, solo hace falta buscar alternativas sencillas como las de estos tips.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *