1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

¿Las ruedas de tu bici pierden aire?

ruedas pierden aire

Al andar en bicicleta no se puede controlar el terreno por el cual se está pasando, ya sea un pavimento en la ciudad, un sendero en un cerro o un los picos de una montaña.

El único componente de las bicis que está en contacto con el suelo son las ruedas, y son estas las que reciben los golpes y se enfrentan a cada cosa que se encuentre allí, y se sabe que la cantidad de objetos naturales + la basura que algunas personas pueden dejar tirada llega a ser dañina para mantener las ruedas de las bicicletas en buen estado.

Muchas veces, después de dar un recorrido o después de llegar de una competencia, se pueden notar que las ruedas o los neumáticos no se sienten iguales, uno se siente más duro que el otro y el desplazamiento es incómodo, ya que la bici comienza a dar saltos leves. Llevando la bici al taller de bicicletas, o deduciendo el diagnóstico por cuenta propia, te darás cuenta de que esto significa que las ruedas han ido perdiendo aire, pero ¿por qué pasa esto? ¿Por qué las ruedas pierden aire?

¿Por qué las ruedas pierden aire?

Cuando se trata de bicicletas, si notas que las ruedas pierden aire, existen muchas razones que pueden estar detrás de esto. Y esto es porque el estado de las ruedas se ve afectado por una serie de motivos muy variados: desde las irregularidades del terreno, las condiciones climáticas, el tiempo de uso de los neumáticos, el nivel de uso que se les ha dado, el peso que han cargado, entre otras.

¿Cómo saber si las ruedas de la bici están perdiendo aire?

Ya que sabemos por qué las ruedas pierden aire, también es importante saber cómo identificar cuando esto está pasando. Básicamente, la presión de los neumáticos debe estar en un nivel óptimo para que la bici sea capaz de andar y de soportar un peso moderado a la vez que se desplaza por las irregularidades del terreno. Si la presión no es la adecuada, hay más probabilidades de que las ruedas pierden aire.

Estas son las formas de saber si en una bici si las ruedas pierden aire, o, mejor dicho, estas son las formas de saber que las ruedas de las bicis están propensas a perder aire:

La presión de aire dentro de los neumáticos no es medida

Si las ruedas pierden aire estando en casa, es común que las personas tengan un inflador de piso para volverlas a llenar de aire. Esto lo hacen hasta que ya sientan que las ruedas están tensas, todas llenas de aire, pero esta no es una manera correcta de decir si las ruedas tienen la cantidad suficiente de aire; pues lo que se siente es la presión del inflador, no del neumático como tal.

Con la ayuda de un manómetro se puede medir esta presión y así evitar tener en la bici unas ruedas que pierden aire.

La presión de la rueda delantera es exactamente igual a la de la rueda trasera

Cada una de las dos llantas de las bicis es diferente; cada una de ellas tiene una función diferente, pues una dirige y la otra impulsa. Esto debería ser suficiente para dar a entender que cada una merece un tratamiento similar, sí, pero con sus diferencias marcadas.

Un error muy común a la hora de inflar las llantas, es que ambas son llenadas de la misma manera, con la misma presión. Tener ambas ruedas con la misma cantidad de aire sería ideal si el peso en la bicicleta se distribuyera de manera equitativa, pero la realidad es que apenas un 40% del peso va a la parte delantera mientras que el restante 60% va hacia la parte trasera.

Las condiciones climáticas del lugar del recorrido afectan a las ruedas

Como se dijo más arriba, las condiciones climáticas tienen el poder de afectar a las bicis, haciendo que las ruedas pierden aire, pero no es una cuestión directa. La temperatura del lugar calienta el pavimento o el suelo del recorrido, y también las altas temperaturas hacen que el aire que se encuentra dentro de la rueda se expanda, aumentando inmediatamente la presión del neumático.

Esto se puede resumir de la siguiente manera: las temperaturas altas hacen que las ruedas pierden aire, y el calor residual en el pavimento o del suelo va calentando el caucho de las ruedas, haciéndolo más débil, en especial a la rueda trasera.

Las ruedas de la bici no son revisadas después de cada recorrido

Las ruedas pierden aire de manera natural, así la bici sea usada con mucha continuidad o si se queda en casa por la mitad del año, los neumáticos van perdiendo el aire. Lo recomendado para saber cuándo las ruedas pierden aire, es revisarlas una vez a la semana, de manera sencilla y con un solo toque o apretón en ellas. Eso será suficiente para notar diferencia de presión entre las dos ruedas y también para hacer comparaciones con la última semana evaluada.

Revisar las ruedas después de cada recorrido también ayuda, ya que así se tiene un estimado de cuantos viajes soportan los neumáticos antes de necesitar una inflada nueva.

¿Cuándo debería cambiar de bicicleta?

Las ruedas de las bicis están muy presionadas

Es muy común querer inflar las ruedas de las bicicletas con un poco más de la presión necesaria, teniendo un pensamiento de que ese poco más servirá como reserva en algún momento.

Lo cierto es que los neumáticos tienen sus límites, y todo el excedente de aire y presión comenzará a perderse y a salirse de manera inmediata. Lo ideal para que evitar que las ruedas pierden aire es tener los neumáticos llenos, pero no en exceso, porque esto ayuda a que las ruedas se agarren con mayor facilidad al pavimento o al camino del recorrido.

La gran mayoría de los ciclistas sabe que las ruedas pierden aire de manera constante, por lo que ellos siempre están pendientes de darle a sus bicis un mantenimiento de buena calidad y de revisarlas a profundidad para descartar cualquier problema que la bicicleta pueda tener.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *