1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Averías frecuentes en carretera

averías más frecuentes

El cuidado y mantenimiento de la bicicleta es vital para que ésta no tenga averías. Pero lo cierto es que hay muchos factores que en ningún caso están en nuestras manos evitar. Las caídas en la carretera, las piedras, baches y mal estado en general del firme de las carreteras. En definitiva los percances está a la orden del día y para resolverlos no siempre es necesario ser un manitas. Con una herramienta básica y unos pocos conocimientos resolver las averías más frecuentes en carretera debería ser sencillo. Para el resto o si directamente ni te ves, ni quieres, puedes acudir a nuestro taller ciclista.

El kit básico para averías

Siempre debemos llevar encima un kit básico para intentar reparar las averías. No te preocupes no hace falta llevar una caja de herramientas. Eso sí algunas cosas para que la avería no nos deje tirados en mitad de la carretera. Lo cierto es que el avance en la mecánica de nuestras bicicletas propicia que las herramientas no sean muchas ni voluminosas. Siempre deberíamos llevar:

  • juegos de llaves, ya sean allen o multi-herramienta,
  • un atornillador mixto,
  • un juego de parches,
  • una cámara de repuesto,
  • y una bomba portátil.

Averías frecuentes en carretera

Lo cierto es que hay tantas averías como circunstancias inevitables nos podemos encontrar en la carretera. Así las cosas las averías más frecuentes son:

  1. la rotura de la cadena,
  2. rotura de radios de las ruedas,
  3. los pinchazos,
  4. holgura en la dirección,
  5. una mala sincronización de los piñones,
  6. crujidos en las bielas,
  7. rotura de cables del freno,
  8. holgura en los bujes,
  9. rotura de los cables del cambio,
  10. manillar suelto…

Rotura de la cadena

La causa principal de la rotura de la cadena es el desgaste de la misma y el consiguiente alargamientos de sus eslabones. También la holgura que se puede producir entre casquillos y rodillos sobre los que se deslizan los eslabones de la cadena. Para evitar esta rotura lo mejor sería cambiarla preventivamente cada tres mil kilómetros más o menos. Para reparar una cadena se corta un eslabón y se remacha con un bulón.

Rotura de los radios

Puede haber múltiples causas para la rotura de los radios. Desde una llanta mal doblada, que la rueda este mal radiada. Podemos prevenir este tipo de roturas con el mantenimiento periódico. Haremos un radiado y centrado de las ruedas. Si le damos mucha acción evitaremos los radios delgados o el uso de ruedas ultraligeras.

averías más frecuentes

Los pinchazos

Cualquier punción producida por un objeto cortante puede llevarnos a un pinchazo. Aunque también puede ser debido a un pellizco por ejemplo al chocar contra bordillos. Para evitar los pinchazos no debemos alargar en demasía la vida del neumático. También llevar la presión correcta de los mismos.

Holgura en la dirección

Puede devenir por un asentamiento de los rodamientos. Por el desgaste de las pistas de rodadura o una potencia floja. Debemos comprobar la correcta regulación de la dirección cada vez que procedamos a realizar tareas de mantenimiento de nuestra bicicleta.

Mala sincronización de los piñones

Las causas pueden ser desde el desgaste de los mandos, algún golpe recibido por el desviador. O por unas camisas viejas. Para prevenir esta avería lo habitual es reemplazar periódicamente las camisas de cambio y los cables.

averías más frecuentes

Crujidos en las bielas

Cuando las bielas crujen se debe a que éstas están flojas o que el asentamiento está deformado. En ocasiones ocurre incluso en bicicletas nuevas y para evitarlo se han de apretar tras los primeros doscientos kilómetros. Al tiempo no se deben apretar en exceso para evitar la deformación del alojamiento.

Roturas de cables de freno

Los cables de freno se rompen por falta de lubrificante debido a que el mantenimiento se prolonga en el tiempo. Para prevenir estas roturas lo lógico es cambiar los cables cada temporada.

Holgura en los bujes

La holgura de los bujes deviene de rodamientos o pistas desgastados. Otra posibilidad es que se haya producido por el asentamiento delos cojinetes de las ruedas nuevas en su alojamiento. Un mantenimiento riguroso y minucioso es la clave para evitar estas holguras. Se deben limpiar y engrasar los rodamientos cada mil quinientos kilómetros.

Rotura del cable de cambio

De nuevo la falta de lubrificante y alargar en el tiempo el plazo de tiempo del mantenimiento. Para evitar estas roturas se deben cambiar los cables cada temporada, incluso aunque no parezcan dañados.

Manillar suelto

En ocasiones apretar demasiado el manillar provoca que éste se abolle y aparezca suelto. Evidentemente para evitar que se deteriore el tubo del manillar hay que respetar los pares de apriete. En cada una de las revisiones de mantenimiento de la bicicleta se debería apretar el mismo.

averías más frecuentes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *