1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Cómo transportar la bicicleta en un coche

Transportar la bicicleta en un coche es algo a lo que más tarde o temprano nos enfrentamos todos. La pasada semana santa y este puente que ha terminado de Mayo han sido propicios para sacar las bicis al campo. Hemos visto en la carretera múltiples formas de transportar la bicicleta. De hace unos años a esta parte creemos que la gente ha tomado conciencia de transportarlas con la mayor seguridad posible. En estos días hemos visto coches transportando hasta cinco bicicletas, algo que nos alegra porque muchos eran familias completas que comparten una misma afición.

Usar la bicicleta con seguridad

Desde EnBici queremos fomentar el uso responsable de la bicicleta. Tanto cuando nos sirve como transporte, como herramienta para hacer deporte o cuando la transportamos. Es necesario conocer la normativa para transportar nuestra bicicleta. Para evitar las sanciones, que empiezan con una multa mínima de ochenta euros, pero sobre todo por la seguridad personal. Tanto de los que viajen en el vehículo que la transporta, como de terceros usuarios de la vía. Hoy vamos a ver las distintas alternativas que tenemos para transportar la bicicleta de forma segura y cumpliendo la normativa.

Cómo transportar la bicicleta en el coche

Aunque cada vez menos, es bastante usual ver a conductores que introducen la bicicleta en el maletero. Sin ninguna sujeción que asegure esa carga. Porque todo lo que se transporta en un vehículo se considera carga, y por lo tanto está sujeto a la normativa de transporte de cargas en los vehículos. Lo más elemental es que tenemos que asegurarnos que la carga no pueda ser un riesgo añadido para los viajeros del vehículo. Para ello si optamos por llevarla en el maletero, deberemos usar mecanismos de sujeción suficientes y homologados.

Del mismo modo si optamos por llevar la bicicleta en el portón trasero del vehículo, debemos observar algunas cuestiones. Que la bicicleta no impida la correcta visión de nuestra matricula, entorpecer su identificación es motivo de sanción. También hay que asegurarse que no tape las luces traseras, sería como viajar sin ellas. Y por supuesto que nuestra visión sea aceptable. La norma indica que si las bicicletas sobresalen más de un diez por ciento de la planta del coche, tendremos que hacernos con una placa V-20. La que se usa para indicar las cargas salientes, fondo blanco y líneas oblicuas rojas, de cincuenta por cincuenta centímetros. La multa por incumplir este precepto conlleva retirada de tres puntos, y doscientos euros de multa, poca broma con el tema.

Cómo transportar la bicicleta

Qué opciones tenemos…

Bueno en el mercado hay muchos tipos de portabicicletas, así que deberemos buscar el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Pensaremos en el número de bicicletas a transportar, en su tamaño y por supuesto en el vehículo que tenemos. Habrá quien pueda cambiar de coche para transportar la bicicleta más cómodamente, pero nos da que la mayoría no está por la labor. Lo que sí que es cierto es que cada vez más fabricantes de coches incluyen entre sus “extras” portabicicletas. Quizás sea buena idea acudir al servicio postventa de tu marca.

Así las cosas quien tenga un vehículo con un maletero enorme, podrá llevar la bicicleta desmontada y bien sujeta en él. Pero no todos tenemos ese tipo de maleteros y además necesitamos el mismo para el equipaje. También para este caso existen portabicis interiores, mientras que los mismos no impidan tu visibilidad es otra opción a valorar. Los portabicicletas en la baca del coche son otra de las opciones. Cada bicicleta precisará de su propia unidad para ser transportada. Hay que tener en cuenta que la estabilidad del vehículo cambia notablemente. Lo notaremos en la conducción, deberemos ir más lentos y prestar atención al gálibo de algunos pasos.

Quizás la opción más escogida sea la de llevarlas en el portón trasero. Podemos llevar en el mismo hasta tres bicicletas. Este sistema condena la puerta del maletero mientras lo estás usando. Se debe instalar y des-instalar en cada ocasión, lo que lo hace un poco engorroso. También es relativamente fácil rallar el coche, y hay que tener cuidado con tapar la matrícula o las luces posteriores. Otro sistema que se ha demostrado muy estable y con muy poca influencia en la conducción es el enganche de bola. Este artilugio es válido hasta cuarenta y cinco kilogramos o para tres bicicletas de cuadros de 70 mm. Es una opción cara pero que seguramente sea la mejor. Y por supuesto tenemos la opción de llevar un remolque, pero desde nuestro punto de vista eso son palabras mayores.

Cómo transportar la bicicleta

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *